DECLARACIÓN TIJUANA: COMBATIR LA CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD Y POTENCIAR EL DESARROLLO DE MÉXICO

Publicado por: | Publicado: mayo 20, 2016 12:02 pm

Mensaje Lic. Gustavo de Hoyos
México es un país grande. Su mayor riqueza es su pueblo, trabajador, solidario, honesto y siempre dispuesto a salir adelante.

Los ojos del mundo están puestos en México porque tenemos oportunidades envidiables: Un bono demográfico, la economía más fuerte de América Latina, la ubicación geográfica privilegiada, recursos naturales y estabilidad de las variables macroeconómicas. A pesar de estas bondades, México no se ha convertido en una potencia económica: somos apenas la economía número 15 del mundo.

El gran potencial de crecimiento y desarrollo de México encuentra hoy un gran obstáculo: la debilidad de nuestras instituciones, reflejado en un sistema legal, de justicia y penal, que parece de un país subdesarrollado, donde la corrupción y la impunidad son el principal lastre.

Los mexicanos estamos lastimados. Tenemos que una gran parte de la clase política lejos de sensibilizarse ante los problemas de inseguridad, de injusticia, de corrupción y de pobreza, siguen beneficiándose de manera ilegítima de los recursos públicos. En algunos casos estas corruptelas le cuestan la vida a las personas, particularmente a los más pobres y a los más desprotegidos.

En otros países de América Latina se discuten y castigan ya los casos de corrupción de políticos, hay casos abiertos que no distinguen las jerarquías políticas.

En este clima de corrupción y de impunidad, destacan la falta de compromiso y la falta de actitud cívica, y eso sí, un gran cinismo de los representes del Poder Legislativo, quienes violando flagrantemente la Constitución no respetan los plazos legales que ellos mismos impusieron para el 28 de mayo, y que decidieron apenas ayer postergar la discusión y en su caso aprobación del Sistema Nacional Anticorrupción con sus 7 leyes. Con esta actitud dan abiertamente la espalda a los mexicanos que exigen el fin de la corrupción, de la impunidad, y de la opacidad. Pareciera que en México los primeros en no respetar las leyes son quienes tienen la obligación de crearlas, es decir: los legisladores.

Por ello, los empresarios de la Coparmex, integrados en 65 Centros Empresariales y reunidos hoy este 19 de mayo en Tijuana, Baja California, donde comienza México, declaramos de manera conjunta:

1. Que Coparmex, fiel a su convicción democrática y de participación ciudadana, intensificará a través de sus 36 mil empresas socias, con empresarios y sus trabajadores, una campaña pública para denunciar y exhibir la inmovilidad irresponsable del Congreso de la Unión. Si los políticos no quieren comprometerse con la transparencia y la rendición de cuentas, que asuman las consecuencias en las urnas. Comenzaremos con aquellos que están pidiendo su voto en los 12 estados donde habrá elecciones para gobernadores el próximo 5 de junio.

2.- Compartiremos con la comunidad internacional la situación prevaleciente en México. Denunciaremos ante instancias internacionales y de organismos aliados, lo que los legisladores están haciéndonos a los mexicanos: manteniendo un sistema de privilegios e impunidad en contra de la mayoría de los ciudadanos. Lo haremos de manera directa y contundente ante las siguientes entidades internacionales:

Ante el Comité Anticorrupción (Anti-Bribery and Corruption Group) del BIAC (Business and Industry Advisory Committee), del cual formamos parte y en el cual ya hemos solicitado espacio para exponer el caso mexicano en los próximos días.
La OCDE, en la Conferencia Ministerial de la próxima semana, informaremos que el Congreso Mexicano hizo caso omiso para aprobar en tiempo y forma el Sistema Nacional Anticorrupción, ignorando de esta manera la exigencia de más de 600 mil mexicanos que firmaron la iniciativa ciudadana de una Ley de Responsabilidades Administrativas.
Ante la OEA en el MESICIC, que es el mecanismo de seguimiento de la implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción de la Organización de Estados Americanos.
En el primer Foro Empresarial Iberoamericano Anticorrupción, al cual convocaremos el 17 y 18 de agosto en la Ciudad de México, y en el que contaremos con la presencia de diferentes países de América Latina, además de la Gran Bretaña.
También lo haremos en el Consejo Empresarial Iberoamericano (CEIB) que tendrá lugar en el marco de la reunión de presidentes de organismos empresariales de Iberoamérica en octubre de este año.
A través de estos mecanismos y de otros muchos mecanismos, México conformará una red de observadores internacionales que vigilen la instrumentación de las propuestas de la sociedad civil en materia anticorrupción y a la cual le han dado la espalda los políticos.

3.- Vamos por un Congreso a la altura de la sociedad organizada. México requiere de un Poder Legislativo que represente de verdad y que sirva al pueblo de verdad; que cumpla con las demandas ciudadanas, la transparencia y la rendición de cuentas, el fin de la impunidad y de la corrupción, entre otras. Senadores y diputados aún pueden demostrar su compromiso, cumpliendo con lo que demanda la Constitución. De no hacerlo, comenzaremos una campaña de información permanente, dirigida a nuestras empresas, nuestros trabajadores y a la sociedad mexicana toda.

Si los políticos se resisten a cambiar sus privilegios y anteponen sus intereses a los de los ciudadanos, seremos la sociedad civil organizada quienes obliguemos a caminar en el sentido que demanda el mundo moderno, globalizado y participativo en el que estamos compitiendo.

Esto es por México, y es momento que los mexicanos lo tomemos en nuestras manos. Así lo haremos en la Coparmex.

COMENTARIOS