MÉXICO, PENÚLTIMO LUGAR EN EL MUNDO EN LECTURA DE LIBROS

Publicado por: | Publicado: mayo 2, 2016 2:46 pm

México ocupa el penúltimo lugar en consumo de lectura entre 108 países del mundo; en promedio, un mexicano lee menos de tres libros al año, en comparación con Alemania donde la cifra se eleva a 12, de acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
El número de libros leídos al año es de 2.94 por persona y, aunado a ello, también disminuyó la asistencia a bibliotecas.
Lo que es peor, año con año disminuye el número de lectores de libros en México, sobre todo entre la población infantil.
De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Lectura 2012, realizada por la Fundación Mexicana para el Fomento de la Lectura, AC, se observó una disminución del 10 por ciento en el número de lectores de libros, de 2006 a 2012, lo que significa que más de la mitad de la población no lee libros.
De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Prácticas de Lectura 2006, realizada por el entonces Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y la Secretaría de Educación Pública (SEP), indicó que cerca de la tercera parte de los entrevistados afirmó leer sólo 2 horas o menos a la semana y poco más de la quinta parte, 21.3 por ciento, entre tres a cinco horas, mientras que 16 por ciento aseguró que lee de 6 horas a más.
Poco más de la mitad, 54.3 por ciento, declaró no haber comprado al menos un libro al año y cerca de la tercera parte, 29.4 por ciento, expresó que compró de uno a cinco libros; en tanto, sólo uno de cada 10 respondió adquirir de seis o más libros al año.
“La lectura es una actividad irremplazable para desarrollar a niñas, niños, adolescentes y adultos productivos y activos, cualquiera que sea el soporte de los escritos, por lo que es imprescindible contar con políticas de Estado a su favor, a fin de beneficiar a la población”, aseguró el diputado Fernando Uriarte Zazueta
Por ello, destacó que se requieren desarrollar programas específicos que promuevan y apoyen el hábito de la lectura, así como estimular a padres y maestros a promoverla, además de equipar escuelas a través de bibliotecas escolares y de aula, poniendo a disposición de los alumnos una amplia variedad de títulos de acuerdo a su edad.
• Fuente: crónica.com / por ALEJANDRO PÁEZ
Pero cuál es el impacto de la incultura en los países? (según la OCDE)
La educación desempeña un papel clave para proporcionar a las personas los conocimientos, las capacidades y las competencias necesarias para participar de manera efectiva en la sociedad y en la economía. Además, la educación puede mejorar la vida de la gente en áreas como la salud, la participación ciudadana, el interés político y la felicidad. Diversos estudios muestran que las personas con un buen nivel educativo viven más, participan más activamente en la política y en la comunidad en la que viven, cometen menos delitos y dependen menos de la asistencia social.
Qué provocan los Logros educativos
Tener una buena educación mejora en gran medida la probabilidad de encontrar empleo y de ganar suficiente dinero. Las personas con un alto nivel educativo resultan menos afectadas por las tendencias del desempleo, por lo general debido a que sus logros educativos aumentan el atractivo de su perfil profesional en la fuerza laboral. Los ingresos de por vida también aumentan con cada nivel educativo obtenido.
Fuente: OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos)
En síntesis (de la redacción de Solo Buenas Noticias )

Parecería que es obvio pensar que a todo el mundo le preocupan temas como éste, pero, no existe en la mentalidad del público en general, es algo que no les preocupa, tienen temas más importantes que solucionar como lo es la supervivencia de sus familias …¿por qué preocuparse por temas que consideran deben ser de políticos?( o ni lo razonan).En nuestra opinión es un tema que debe ponerse sobre la mesa constantemente y estar en la agenda de los medios de comunicación en general, para que el publico acabe de entender que el sistema político mexicano es el menos preocupado, ya que acabaría justamente con éste sistema que le permite continuar ejerciendo el poder en personas necesitadas con urgencia de trabajo, salud (y dignidad), a las cuales le son satisfechas con prebendas en épocas electorales, porque además lo más preocupante (todavía) es que el mexicano piensa que eso es lo que se merece, ¿por qué habría de merecer más? ¡eso es de pecadores¡. Estamos acostumbrados a que nos digieran todo y no tener que pensar, para eso tenemos a papá gobierno.
Y hay que recordar que a lo largo de la historia, la lectura siempre fue uno de los vehículos de la democracia. “En países autoritarios la lectura siempre estará perseguida por contribuir a desarrollar la libertad de expresión, la cultura y la información”, afirma César Antonio Molina, ex ministro de Cultura y director de la Casa del Lector en España.
Los grecolatinos vinculaban la lectura a la lista de actividades que había que hacer cada día: “Convirtieron el pasatiempo en un ejercicio: el sano ejercicio de leer”. Fueron los romanos quienes acuñaron el “nulla dies sine linea” (ni un día sin [leer] una línea), ojala y lo llevemos a cabo en nuestro país muy pronto.

COMENTARIOS