LORENZO SERVITJE, GRAN EMPRESARIO Y FILANTROPO

Publicado por: | Publicado: febrero 4, 2017 1:56 pm

Bimbo está de luto por el fallecimiento de su fundador uno de los pioneros y principales impulsores de las acciones sociales empresariales en México , dejando un legado de profesionalismo, humildad y fortaleza que ha sido reconocido por miembros del sector privado, político y social.

Falleció este jueves a los 98 años de edad, Grupo Bimbo es considerada como la panificadora más grande del mundo.
“Grupo Bimbo vive todos los días los valores y la filosofía que Don Lorenzo vivió y práctico durante su permanencia en la empresa”.
Además, recordaron que fue un gran hombre, líder e inspiración para la compañía.

Lorenzo Servitje fue galardonado en 2010 al recibir el Premio Crónica en la categoría de “Promoción de Valores y Responsabilidad Social”. Nació en la Ciudad de México el 20 de noviembre de 1918 y fue egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por estudiar la carrera de contador público.
Por eso, hemos reunido las frases más inspiradoras del padre de Bimbo. Sin duda, sembrarán grandeza en quienes aprecien las palabras de un gran empresario mexicano.
1. Don Lorenzo aseguraba que hacer negocios debía convertirse en un propósito para la existencia de un empresario.
“La empresa no es sólo un negocio, sino que es un proyecto de vida”.
2. También, decía que para tener una gran productividad había que estimular un gran ambiente laboral.
“Hay que relacionarse con el personal, no son un instrumento de trabajo son personas que van a la empresa a ganarse la vida y dejan ahí su vida”.
3. Sobre el éxito, mencionaba que fundamentalmente se requieren valores para obtener lo que se desea.
“Para llegar lejos se requiere: trabajo, dedicación, austeridad, esfuerzo y exigencia diaria”.
4. Además, llegó a mencionar que un verdadero empresario debe mantenerse en constante movimiento.
“Los empresarios no nos desanimamos a la primera. Somos como lagartijas apedreadas: sabemos correr, escondernos, defendemos y estar alerta”.
5. Asimismo, recalcó que la ejecución de planes debe ser una cualidad que defina a un hombre de negocios.
“El empresario tiene que ser filósofo de la acción (en el sentido de tener principios, valores e ideas) y profesional de la eficacia”.
6. En cambio, sugirió que lo más importante es demostrar las ideas que tenemos y qué pueden beneficiar a los demás.
“Los empresarios tenemos que demostrar que además de tener intereses tenemos ideas”.
7. Igualmente dio luces sobre finanzas personales.
“Trabajar mucho, no ocho horas, ni diez, así, mucho. (…) ahorrar, no gastar, la gente hace negocios y luego luego comienza a gastarse lo que gana, en lugar de invertir y luego que se arriesguen, que no sean conservadores, que tomen ciertos riesgos, calculados”.
8. Incluso, fue crítico de la falta de atención que se llega a tener a los problemas sociales, en comparación con los personales.
“Ganar dinero, vivir bien, tener cosas y divertirse es lo único que importa en la vida, nadie trabaja desinteresadamente por contribuir a construir una sociedad justa y solidaria”.
9. Llegó a recordar que la época más productiva y que debe ser aprovechada es la juventud.
“La juventud tiene esa hermosa posibilidad de hacer lo que los viejos no supimos hacer”.
10. Y sobre todo, afirmó que lo básico es trabajar con disciplina para llegar al éxito.
“Puede alcanzar metas quien sabe soñar y trabajar con disciplina”.

Nació en la capital de México el 20 de noviembre de 1918. Su padre, un inmigrante catalán, abre su propia pastelería en 1928 asociado con los señores Bonet y Tinoco, bajo el nombre de El Molino. Don Lorenzo solía trabajar en esta pastelería desde los dieciséis años en sus ratos libres.
Al estar realizando sus estudios de contador público en la UNAM, falleció su padre de manera repentina y Don Lorenzo se hizo cargo de la Pastelería El Molino, desde 1937 hasta 1945.
En 1945 Don Lorenzo Servitje, junto con Jaime Jorba, Jaime Sendra, Alfonso Velasco y José T. Mata, fundaron Panificación Bimbo, dedicada a la fabricación de pan de caja.
Años después de la fundación de Panificadora Bimbo, encabezó el Grupo Industrial Bimbo, por el período 1963-1993.
Desde los años 1990, ha formado parte del consejo de administración del mismo. Desde 1965 ha ocupado numerosos cargos en distintas instituciones a nivel nacional, entre los cuales se incluye vicepresidente de la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México (1965) y del Consejo Coordinador Empresarial (1982-85) y presidente del Consejo Nacional de la Publicidad (1986-87) y de la Comisión de Estudios Sociales del Consejo Coordinador Empresarial (1986-92), entre otros.
“Don Lorenzo Servitje fue un empresario visionario, que llevó a su empresa, junto con el nombre de México, más allá de nuestras fronteras”.
Fuente: Posta/ Expok

COMENTARIOS