JORGE PABLO BRITO:”EN ARGENTINA”EL SISTEMA FINANCIERO PUEDE CRECER TRES O CUATRO VECES EN LOS PRÓXIMOS 10 AÑOS”

Publicado por: | Publicado: agosto 27, 2017 8:59 pm

Entrevista a Jorge Pablo Brito, presidente de Adeba, en el Council of the Americas 2017

“Si uno imagina una Argentina inmersa en el mundo y en pleno crecimiento, puede pensar que el sistema financiero puede crecer entre tres y cuatro veces en los próximos 10 años”, dijo Jorge Pablo Brito, presidente de Adeba (Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino) y el director financiero de Banco Macro a LA NACION. Habló acerca de la relación que mantiene el Banco Central con el resto de los bancos nacionales y de qué está pasando con el consumo en la última edición del Council of the Americas.

– ¿Cuáles son las perspectivas desde el sector financiero?

– Son muy buenas teniendo en cuenta de que hoy los préstamos en el sistema financiero está creciendo a tasa muy interesante. Los depósitos tal vez vienen un poquito más relegados por la competencia con las Lebacs. En la medida en la que nosotros sigamos teniendo confianza desde el mercado externo; los bancos podamos transformar plazos tomando inversiones del extranjero y para poder financiar acá, ya sea de préstamos de largo plazo como los hipotecarios UVA o infraestructura, creo que estamos por el camino correcto

– ¿Son optimistas con respecto a cómo va a crecer el sector financiero de la Argentina?

-Cuando uno mira la relación préstamos – PBI de la Argentina, estamos todavía muy lejos de los países desarrollados u otros países comparables. Con lo cual si uno imagina una Argentina inmersa en el mundo y en pleno crecimiento, puede pensar que el sistema financiero puede crecer entre tres y cuatro veces en los próximos 10 años.

– El consumo después de las PASO, ¿comenzó a reactivarse con más fuerza?

– El consumo desde principio de año viene recuperándose lentamente y está muy asociado a la capacidad económica o el nivel adquisitivo de la gente. Argentina está hace aproximadamente tres años en crisis y recién en el último año que la cosa venía empezando a mejorar un poco. También toda esta cuestión del arreglo de tarifas tuvo por un lado que ver con el fisco, y por el otro, con el nivel adquisitivo. En la medida en la que se recomponga el salario real, y haya financiamiento de más largo plazo con tasas más bajas, el consumo va a seguir recuperándose.

– ¿Las fusiones y adquisiciones que fueron sinónimos de los 90s y cayeron cuando dejó de venir financiación extranjera, van a volver?

-Yo creo que las inversiones extrajeras están arrancando por cuestiones más inmediatas; arrancaron por el soberano, después van por equity o deuda de compañías públicas, y después llega un momento que eso se agota, porque quedan en niveles de precios muy altos en términos de equity o muy bajos en rendimientos de deuda, y empiezan a bajar hacia la economía real. No son cuestiones que están disociadas, tenemos que seguir en el camino de la confianza, y seguramente llegará mucha inversión y asociado a eso, trabajo y consumo.

– ¿Como está hoy la relación con el Banco Central por parte de los bancos locales?

– Muy bien afortunadamente, tanto con Federico Sturzenegger como con el resto de su equipo, estamos trabajando desde Adeba a través de las comisiones resolviendo cuestiones históricas del sistema financiero, desde lo más simple como un mercado de tipo de cambio abierto, como el que tenemos hoy. Pero también hay otros temas que tienen que ver con la superintendencia, porque cada uno que llega al Banco Central pone una norma nueva pero no saca la anterior. Ahora realmente este BCRA está mirando de manera panorámica todas las normas que hay y que cosas se pueden mejorar en el sistema financiero para que le mejore la vida a la gente, que es lo más importante.

– ¿Les parece acertada la estrategia del Central para bajar la inflación?

– La verdad que no conozco otros métodos para bajar la inflación que no sea el ortodoxo de esterilizar y sacar pesos del sistema. Naturalmente eso trae un impacto en la economía, pero es un costo que a mi entender tenemos que recorrer para poder ordenar la inflación. A partir de que la inflación esté estabilizada se puede pensar en recomponer el salario y que la gente pueda endeudarse a largo plazo y a una tasa baja. Si no tenemos una moneda dura, no existen los préstamos de largo plazo ni las tasas bajas.

– ¿Qué cambió después de las elecciones?

– Después de las PASO, aunque pasó muy poco tiempo, hubo optimismo en el mercado que se vio reflejado en el precio de las acciones y el tipo de cambio. Pero a mi entender en el mediano y largo plazo, las elecciones de medio término no resultaron ser muy importantes para el mercado. Cuando uno se remonta a la elección que ganó De Narvaéz o Massa, el mercado festejó con un 25% arriba y al mes nada había pasado. Entonces yo creo que lo importante es ver cómo queda la estructura de poder de gobierno y que pueda seguir teniendo la capacidad de tomar las medidas estructurales que Argentina necesita.

Fuente: Yahoo

COMENTARIOS